Los pueblos más bonitos de Castilla y León

La comunidad autónoma de Castilla y León es la más grande de España. Esta no es su única distinción: posee nada menos que el 60% de todo el patrimonio español. Los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como Salamanca y Segovia, son algunos de los sitios más destacados de tu estancia en la región e incluso en España, pero atracciones turísticas menos famosas también tienen mucho interés.

Ibericamp te invita a descubrir algunas de ellas a través de su selección de los 10 pueblos más interesantes de Castilla y León. Pueblos que puedes visitar desde tu alquiler en la zona.

Comienza tu viaje por la provincia de Segovia y el pueblo de Pedraza, clasificado entre los más bellos de España. También es uno de los pueblos medievales mejor conservados: su hermoso castillo se puede visitar. Pedraza también se beneficia del majestuoso escenario de la Sierra de Guadarrama al fondo.

En la misma provincia, dirección Sepulveda, al borde del Parque Natural de Las Hoces del Duraton. Muchas casas merecen tu atención, así como los restos del castillo Fernán González en su Plaza Mayor.

En la pequeña provincia de Soria, te recomendamos una parada en Calatañazor. El pueblo es compuesto de subidas y descensos sucesivos, por lo cual es mejor visitarlo sin demasiada prisa para caminar por sus calles de piedra y admirar sus casas medievales que a veces parecen colgadas en al aire.

En la provincia de Valladolid, es el pueblo de Peñafiel el que llamó nuestra atención: dominado por su imponente castillo del siglo X, merece una visita también por su Plaza del Coso, rodeada de casas con balcones de madera.

Rumbo a la provincia de Burgos ahora y más precisamente al pueblo de Frías: cubre completamente la colina sobre la que se construyó, se culmina con uno de los castillos más antiguos de España, construido a principios del siglo X, y todavía en perfecta condición.

No lejos de allí, Orbaneja del Castillo deslumbre por su magnífico entorno natural: de hecho, ofrece unas vistas impresionantes al cañón del Ebro. Mejor y más espectacular aun, se trata de un verdadero pueblo de montaña cuyas casas tradicionales están construidas en forma escalonada … ¡con una impresionante cascada que bordea algunas fachadas!

A unos cuarenta kilómetros de Ávila, y en la provincia del mismo nombre, se encuentra Arenas de San Pedro. Ubicado más precisamente en el valle del Tiétar en la Sierra de Gredos, consiste en edificios típicamente medievales de los cuales algunos están clasificados.

En esa misma provincia, Navaluenga es uno de los pueblos más populares. Se destaca particularmente su puente del siglo XVI sobre el Alberche, así como su necrópolis de los siglos XI y XII.

Durante tu estancia en Castilla y León, probablemente visitarás la hermosa ciudad de Salamanca y su famosa universidad. En el sur de la provincia, cerca de la frontera con Extremadura, se encuentra el hermoso pueblo de La Alberca: se compone esencialmente de casas de entramado de madera con balcones floridos, y cuenta numerosas fuentes, herencia de su pasado morisco («alberca» significa » tanque de agua «en árabe).

Finalmente, para concluir, date una pequeña vuelta por la provincia de Zamora en que podrás matar dos pájaros de un tiro: descubrir el lago de Sanabria, uno de los lagos de montaña más hermosos de toda España, y visitar el pueblo cercano de Puebla de Sanabria. Culmina con el magnífico castillo de los Condes de Benavente.